BLOGGER TEMPLATES AND TWITTER BACKGROUNDS


Se escucha con brevedad, es seco y efímero, el retumbar hace que la presión de su dedo parezca un cañón con retroceso; era el sonido de las teclas de su ordenador...

La gente le gritaba que era único, con un oído único; nadie oía tan fino como él.

Los motores de los coches parecían excavadoras entrando por su ventana cerrada, sus vecinos propiciaban golpes atroces en las paredes de su casa, su familia le chillaba al oído desde el salón que saliese de una vez de su cuarto, que llevaba días sin comer nada. Los aviones que sobrevolaban su hogar parecía que iban a colisionar en su terraza; y sus lágrimas al caer, resonaban como campanas...

Su tez empezó a empalidecer, estaba cada vez peor; decidió encerrarse con llave en su habitación para no volver a salir jamás... Lo que más le dolía era que ni siquiera podía andar, moverse bruscamente, estornudar o bostezar... pues ello le asemejaba un estruendo horroroso e inaguantable. Llegó hasta tal punto, que incluso pestañear significaba dos truenos abriéndose paso entre una tormenta interminable, tormenta que se recostó dentro de él, volviéndolo loco.

Tomó la decisión de quedarse absolutamente quieto.

Pasó un tiempo hasta que su familia decidió abrir su puerta a la fuerza, su sorpresa se hizo latente al observar que allí no había nadie. De él, sólo quedaron unas últimas frases en su ordenador:

“Jamás escuché un susurro, es tan bello...
La noche me trasladó en forma de eco un secreto, y una luz iluminó mi cuerpo, luz de almas y de vida, luz mestiza entre el atardecer y el alba… Un pacto, un sueño, ser el testimonio del silencio; a cambio yo, iluminaré la oscuridad de la noche, para la eternidad”

2 comentarios:

  1. Ilitia says:

    "Y se hicieron lo comentarios"...xd.

  1. Lars says:

    Me alegra encontrar otro buen blog "literato" por aquí... y me ha gustado tu texto introductorio. Dejas entrever la esencia de tus inquietudes, de tus intereses artísticos... y, asimismo, que volverás con más textos. De modo que sigue así.

    ¡Un saludo!

Publicar un comentario